la formación de espermatozoides, las erecciones y las poluciones nocturnas

La espermatogénesis o formación de espermatozoides comienza a producirse en los testículos entre los 11 y 15 años, produciéndose las primeras eyaculaciones entorno a los 13 y 16 años de edad.
El semen es un líquido viscoso de color blanquecino que a parte de por espermatozoides, está compuesto por el liquido seminal.

Vamos a ver el recorrido desde la formación de los espermatozoides hasta la eyaculación.Los espermatozoides se forman concretamente en los túbulos seminíferos de los testículos, de los testículos pasan a estar almacenados durante aproximadamente de 10 a 14 días en el Epidídimo. Los espermatozoides salen del epidídimo a través de los conductos deferentes. Un poco más adelante los conductos deferentes y antes de llegar a la uretra, se unen con la vesícula seminal y la próstata creando así los conductos eyaculatorios. La vesícula seminal y la próstata son los que fabrican el líquido seminal, este se va mezclando con los espermatozoides creando así el semen. Este semen terminará siendo expulsado a través de la uretra (conducto que surca el pene) hacia el exterior en la eyaculación.

 

   
"La eyaculación es cuando el semen sale del pene del hombre"

 

Para que la eyaculación se produzca, primero el pene tiene que estar en erección. El pene se pone en erección gracias al tipo de tejidos por el que está compuesto, estos son el tejido esponjoso y los cuerpos cavernosos. Ambos en el momento de la excitación se llenan de sangre produciéndose así la erección del pene. Después del orgasmo y la eyaculación, el pene se va vaciando de sangre, recuperando así su forma inicial.
 
La eyaculación suele ir acompañada de sensaciones muy placenteras ya que coincide con la fase final de la respuesta sexual, el orgasmo. La expulsión de semen en el orgasmo va acompañada de una serie de contracciones en la zona pélvica y peri anal (zona que rodea el ano), estos movimientos tienen la función de facilitar la expulsión del semen a través de la uretra.
Normalmente la eyaculación se produce después de haber estimulado el pene, ya sea con una relación sexual vaginal, anal u oral o mediante cualquier tipo de masturbación. Pero no todas las eyaculaciones  se producen de forma voluntaria, también están las Poluciones Nocturnas. 
Las poluciones nocturnas son eyaculaciones involuntarias que provocan una pequeña salida de semen por la uretra sin ir acompañada de orgasmo. Esta expulsión sucede cuando el chico está durmiendo, en concreto en la fase de sueño profundo o sueño R.E.M (en ocasiones coincidiendo con sueños eróticos). y puede darse varias en una sola noche sin que el chico se percate de ello. A veces  va acompañada de un poco de orina, por eso puede tener cierto color amarillo.

Es muy frecuente que un adolescente se despierte por la mañana con los calzoncillos húmedos o manchados y no se explican el por qué. No es más que un signo, una señal de que están en la pubertad y de que como algunas cosas de su cuerpo están cambiando por fuera, también está sucediendo por dentro. No hay que tomarlo como algo negativo, todo lo contrario, es un síntoma claro de que sus órganos genitales empiezan a funcionar con normalidad camino de la madurez.
La polución nocturna se produce por un mecanismo para mantener el buen funcionamiento de de los genitales masculinos cuando hay exceso de acumulación de semen.
Es propio de los primeros años de la adolescencia aunque también se puede producir a lo largo de la vida joven y adulta del hombre si éste no expulsa el semen mediante relaciones sexuales o masturbación con cierta frecuencia.

Imagen de sección

Contenidos relacionados

los cambios del cuerpo
El ciclo menstrual