Empezaba como con un rap, bien afinca con el bajo y peg por la manera en que se bailaba, que tambi nos la inventamos comenta Pete Bonet. (8) Otros temas incluidos en el fueron La Moderna, composici de Gil L Guajira y tamb de Ray Barretto; Los pollos, de Alfredito Vald el tema colombiano La Mucura; El camino; Suelta la cintura; Deuda, Teresita; Aprieta el pollo, de Tito Puente y Nuestras vidas, de Orlando de la Rosa. En 1963, graba el ON FIRE AGAIN / ENCENDIDO OTRA VEZ, (Tico SLP 1096), en el cual se incluyen los temas Tumbao Moderno, Noche de ronda, Danz de Paganini, Celosa, Te traigo guajira, Encendido otra vez, de Barretto; Guaguanc Pueblo Nuevo y Macumbemb de autor de Alfredo Vald Jr; M pachanga y el tema Mr Blah blah, vocalizados por Manny Rom quien hab reemplazado a Wito Kortwright.

Hay un caso de la realidad pol uruguaya de estos tiempos que nos permite analizar estos temas. Pedro Borbaberry ha salido a la palestra para alcanzar la candidatura presidencial del Partido Colorado. Ex Ministro de Turismo y Deportes y de Industria, ex Subsecretario de Turismo y ex Candidato de los colorados a la Intendencia Municipal de Montevideo.

EN NUEVA ZELANDA SOLAMENTE SE LES DEJARIA JUGAR FUTBOL A LOS PUTOS. La Federacion «nueva y zelandesa» de rugby ha realizado cambios en sus normativas deportivas, por lo cual, y por descarte, el futbol quedaria para que lo jugaran los «mantequitas» y «mariposones» que se quejan por todo y no aguantan ni un rasguno. A su vez ya muchos «football players» ya habrian desidido abandonar el deporte hegemonico en el mundo por no soportar las burlas y criticas de los «rugbiers» que ven a los futbolistas como «nenas de mama», «munequitas de pecho» y otras atrosidades no reproducibles en un medio serio como este..

Al ver bien la foto y otras en las que aparecieron estos ind puede observarse como recibieron nuestra presencia con arcos y flechas, en una clara actitud de defensa. Deduzco, y simplemente basado en algunos antecedentes de nuestra conducta y consciente de lo que hicimos con los pueblo originarios de este continente, que en realidad los ind de la foto nos conocen muy pero muy bien. Es que saben de lo que somos capaces, esto los llev a empu sus armas para defenderse.

«El peligro en el cine», explica Boyle, «es usar la violencia caricaturizada, en plan explosiones y cosas imposibles. Pero la violencia real, la que duele de verdad, la que es peligrosa y difícil de confrontar, está desapareciendo del cine. Queda recluida a la televisión por cable.