Cómo está la cosa de soltar tonterías, yo digo que los Volvo son los coches de la gente que no les gustan nos coches, se saben patanes conduciendo, les da miedo y los compran porque en su barra de bar más cercana siempre han dicho que son los más seguros y llevan esos zarrios sin alma a paso de burra por la autovía. Que son coches sin alma, de estética sosa y barcazos faltos de sensaciones. Incluso sacaron el C30 el compacto más afeminado de la historia que solo le faltaba llevar luces de tocador en vez de luz de cortesía..

Wanda es una mujer de 49 aos y un carácter liberal, feminista y ateo. Madre de dos hijas, una de ellas adoptada, afronta con naturalidad la etapa en la que su pequea Nina, ahora adolescente, empiece a saltarse clases y salga de fiesta. Para lo que no estaba preparada era para ver a Nina aparecer un día por casa con hiyab, asegurando que se ha convertido al islam y que, desde ahora, se llama Fátima.

De tal modo, pocos recuerdan que en Cuba la deuda externa en moneda convertible era pr inexistente en los a 60 del pasado siglo, totalizando solamente 291 millones de d en 1969.1 En el bajo nivel de pr otorgados al pa durante los diez primeros a de la Revoluci hab incidido el bloqueo econ de Estados Unidos, pero tambi las reclamaciones de firmas extranjeras producto de los procesos de nacionalizaci llevados a cabo por el gobierno.En la medida en que se lograron acuerdos para indemnizar la propiedad de los due de las firmas nacionalizadas que durar hasta los a 80 y que no incluy a empresas norteamericanas debido a la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos comenzaron a crearse condiciones para capitalizar el pa a trav de un masivo flujo de financiamiento externo ante la insuficiente capacidad de ahorro interno.Por otra parte, los acuerdos alcanzados con la Uni Sovi en diciembre de 1972 permitieron posponer el pago de la deuda con ese pa hasta 1986, para liquidarla en 25 a sin intereses.Ello, junto a la firma de otros convenios para financiar importantes inversiones en el pa y a la indexaci del valor de las exportaciones cubanas con las importaciones sovi acordada en 1976, cre condiciones favorables para tomar nuevos cr en moneda convertible se estima llegaron a entre de 4 250 y 4 750 millones de d en los a 70 y asumir el pago de esa nueva deuda, que se elev a 2 914 millones de d a mediados de 1982 y cuya amortizaci pas a cubrir el 8,8% del valor de los ingresos externos en 1975, elev al 28,1% en 1981.A inicios de los a 80 se desat en Am Latina la crisis de la deuda, al elevarse abruptamente los costos del financiamiento externo. Esa situaci afect tambi a Cuba que embargo logr una renegociaci favorable de sus adeudos con el Club de Par entre 1982 y 1986.No obstante, en ese a se paraliz el pago de esos cr a partir de la posici injerencista de los acreedores en la pol econ interna de nuestro pa Ello llev consecuentemente a que en la pr se redujeran a un m los cr en moneda convertible y a que Cuba suspendiera el pago del servicio de la deuda en 1987. En 1989 la deuda en esa moneda alcanz 6 165 millones de d de los cuales ya el 38% era deuda vencida y no pagada.A pesar de las dificultades financieras en moneda convertible que se agudizaron en la segunda mitad de los a 80, y de un deterioro marcado en las relaciones econ con la Uni Sovi las condiciones de financiamiento externo que prevalecieron durante la mayor parte de estos a coadyuvaron a que la formaci bruta de capital pasara del 18% en la d de los a 70 al 25% entre 1980 y 1989, y a que la econom nacional creciera a un ritmo promedio anual de 5,6% entre 1970 y 1989.Esta tendencia desapareci abruptamente con la crisis del Per especial, que provoc una ca del PIB equivalente al 35% de su valor entre 1989 y 1993, y que tardar 15 a en recuperarse.