Después de desayunar en el buffet del hotel, recogimos el coche y decidimos probar a ver qué pasaba. No es fácil que en Fuerteventura se tire todo el día lloviendo, tipo Galicia, así que había que intentarlo. Primero, enfilamos hacia el Faro de la Punta de Jandía, a ver que tal se daba, y luego intentaríamos llegar a Cofete.

JA: Bueno, yo ya hab tenido una serie de roces y casos legales con los grandes bancos y el gobierno de Estados Unidos antes. Nuestras publicaciones, que comenzaron en 2010, desataron un gran conflicto con el gobierno Estadounidense. Comenzaron lo que llaman una investigaci completa del gobierno, que incluye a m de una docena de diferentes agencias Estadounidenses y que se cree ha sido la investigaci m grande a un editor.

Recorrer al menos Santa Clara en estos momentos trae un hervidero de remodelaciones. Hay esfuerzos por tratar de recuperar el tiempo perdido al margen de las razones que hayan sido. Y escojo al azar el hotel Am los moteles Las Palmas y el Oasis, una bodega en la esquina de Mart y Pl el nuevo cierre (he olvidado ya cuantos) de la Casa del Gobernador, el movimiento en la antigua Cubanita (que seg informes ser el local destinado a la venta de productos l y el dilatado caso del restaurante y merendero Los Cocos, all por la carretera a Camajuan cerca de la Textilera, que al parecer la suerte se mueve como la aguja en un pajar, o el cuento de la buena pipa para nunca acabar..

Lo dije el martes y lo reitero ahora. Estaba en la redacción de Cinemanía cuando un compaero me pasa un mp3 y me dice: «escuchá este tema, te va a gustar». Lo escuché y no solo me gustó (o lo amé) sino que además tengo muy presente la sensación de que la última frase («tal vez me deprimo demasiado bien») me estaba hablando a mí en un momento de debilidad.

His First Take criticism, however, apparently rubbed many ESPN suits the wrong way. Deadspin reports that «Simmons was told to lie low for a few days» for violating ESPN’s social media policy, according to a source at the company. Indeed Simmons normally a very active tweeter hasn’t posted since Tuesday other than to promote a Grantland article and retweet two promos of Grantland podcasts.

«Creemos que los precios no son normales. Vemos 200 cabritos por unos 6,3 millones de gourdes. Eso significa que un cabrito cuesta 31 mil gourdes (325 dólares). La tipa, árbol autóctono, tiene una floración amarilla y segrega un líquido azucarado al que se llama «el llanto de las tipas». ( Tomar nota de esta observación premonitoria .) Viajaré en tren desde Córdoba hacia Buenos Aires el último día del mes de junio. El jueves 1 de julio dormiré en el saloncito de Melián, piano Schimmel, diván de terciopelo.